¿Sexo anal?

¿Sexo anal? POr supuesto que sí. En Erotísima, desterramos TODOS los mitos
El estigma social que rodea a esta práctica sexual está muy extendido a día de hoy.  En más ocasionas de las que nos gustaría admitir, el sexo anal queda etiquetada para las parajas gays. ¡Y nada más lejos de la realidad!

Es una práctica muy saludable para todxs. Así que ven con nosotros y empecemos a desterrar mitos y tabús de la época en la que los dinosaurios 🦕​ paseaban plácidamente.

¿Preparadxs? Allá vamos 

El sexo anal a lo largo de la historia

Ya en la Antigua Grecia era muy extendida esta práctica sexual junto con el sexo oral y vaginal. Se han encontrado diferentes vasos griegos con decoraciones donde dos varones practicaban sexo anal. Su práctica era tan común que hasta hoy nos ha llegado la expresión “hacer un griego” como sinónimo de sexo anal.

Si viajamos un poco más lejos, en la civilizaciones prehispánicas se han hallado diferentes estatuillas realizando sexo anal además de otras prácticas sexuales. Por ejemplo, en el norte de Ciudad de México se han encontrado restos que datan del 1000 AC.

¿Y cuándo empieza a cambiar la tendencia? En la Edad Media y por influencia de la iglesia católica cambia la percepción del sexo anal. En esta época, las prácticas sexuales debían producirse entre hombre y mujer con el fin de procrear. Así que aquí tenemos un germen aunque tenemos que señalar que los clérigos a pesar de ser célibes tenían relaciones sexuales entre ellos ​😉

Hoy en día, la sexualidad está socialmente aceptada y su fin ya no es la reproducción (bye, bye antiguo modelo locus genitalis). Hay lugar a las diferentes prácticas sexuales más allá del coito. Ya sabemos que hay placer y mucho sin que haya coito 💥

El #sexoanal era comúnmente aceptado en los inicios de la historia de la humanidad.
Hoy la sexualidad está socialmente aceptada con sus diferentes prácticas. Así que aprovechemos el placer que nos puede dar. ¿Os los vais a perder?

El sexo anal es un vicio de hombres

OMG 🤦‍♂️​ mal muy mal. No es así.

Es una creencia arraigada que sólo practican sexo anal las parejas gays. Para nada 🙊 También aporta muchos beneficios y placer a parejas heterosexuales y a parejas lésbicas.

No olvidemos que el ano es una zona erógena altamente sensible y que aporta placer tanto a personas con pene y con vulva

Según el estudio, Reports of intimate touch: Erogenous zones and somatosensory cortical organization publicados en la revista internacional de neurociencia Cortex demuestra que hay una gran correlación ente hombre y mujeres. En el top ten de las zonas erógenas de las personas con vulva aparece el culo. Lo único que nos diferencia es el grado de intensidad.

Así que podemos decir y confirmar que nos encanta el #sexoanal a todxs.

Y esto va a ser todo lo que vamos a dedicar a desterrar los mitos.

Bye Bye mitos! Bienvenidxs al fascinante mundo del #sexoanal

Cosas a tener en cuenta en el #sexoanal

Para poder tener un sexo anal totalmente satisfactorio, debemos tener en cuenta estos momentos:

  1. Lubricación
  2. Relajación
  3. Inicio de la penetración

Aunque empezaremos con un tema importante antes: preparación de la zona anal.

Una de las preocupaciones de este momento, es el momento fugas. ¿Tendré?¿Qué hacer? Si quieres evitar este problema te damos esta solución:

Ducha anal para evacuar y limpiar la zona. Pero no abuses!! Hazlo sólo de forma puntual. Para el resto de ocasiones, intenta dejar una hora de tiempo entre la comida y la práctica sexual. Evita bebidas con gases 😉 y a disfrutar!

Ahora pasamos a daros más detalles de estas fases:

1️⃣​ Lubricación: Es muy importante​📌​

En la zona del ano y recto no se produce una lubricación natural. Por lo tanto, deberemos lubricar muy bien la zona con lubricantes de silicona son más duraderos que loss de base agua y tardan más en absorberse.

Pero si vas a utilizar un preservativo o un juguete de silicona, tendréis que utilizar un lubricante a base  de agua.

Así que empecemos con unos preliminares donde podamos aplicar nuestro lubricante.

2️⃣​ Relajación: En este momento, deberemos crear un ambiente de relax y de confianza para tener distendida nuestra zona anal. Juega, habla, ríete…

3️⃣ Penetración: Deberemos empezar poco a poco, estimulando las zona con pequeños movimientos con nuestro dedo. Utiliza la boca. Pero NUNCA penetres de golpe. Especialmente si estáis realizando una iniciación al sexo anal.

Muy importante: comunicación y consenso con nuestra pareja. Si no te apetece tener esta práctica sexual, díselo a tu pareja y averiguad qué os satisface a los dos.

En siguientes posts, hablaremos en más profundidad de este apasionante tema. Y ya sabéis, a disfrutar del #sexoanal solxs o en compañía 😉
Tu carrito
Aún no agregaste productos.
Seguir comprando
0