Cunnilingus, claro que sí wapi

Cunnilingus, claro que sí wapi

Cunnilingus

¡Claro que sí wapi!
PERO, antes de nada, ¿qué es el cunnilingus? Es una práctica que englobamos bajo la denominación de sexo oral. Su nombre viene del Latín “Cunnus”: Vulva, y “Lingus”: Lengua. Consiste en lamer y chupar los órganos sexuales femeninos: los labios de la vulva, la entrada de la vagina y en particular el clítoris, con la lengua y los labios. Como bien sabéis, el clítoris es la parte más sensible de los genitales femeninos y su estimulación puede llevar a la excitación sexual de la mujer y a alcanzar el orgasmo.

¿Orgasmo?

¿Cunnilingus?

Oooohhhhh, síiiiii

Cunnilingus, un poco de historia

Vamos a dar un breve paseo por la historia del cunnilingus. Aunque  pensamos  que alcanza el olimpo con la liberación de la mujer occidental  en el siglo XX, la verdad es que tenemos datos que lo sitúan en épocas mucho más antiguas, en todas las zonas que se extienden de Oriente a Occidente, e incluso más allá de la especie humana, como por ejemplo los Bonobos o chimpancés Pigmeos. Vamos a ver cómo se ha dado esta práctica en distintos lugares y tiempos. Toma nota porque te sorprenderá.

En la India milenaria, tenemos constancia de  que se practicaba el auparishtaka, o sexo oral, entre heterosexuales o lesbianas besando sus yonis o vulvas.

En el templo Rhajarani en Bhubaneswar existe una escultura que data de los siglos X-XI y muestra a dos mujeres teniendo sexo oral.

En la China de los legendarios emperadores, es famosa la historia  de Wu Zetian ( 690 al 705 d.C.)  que  fue una emperatriz que creó un decreto por el cual todos los dignatarios visitantes deberían rendirle sus respetos realizándole un cunnilingus.

También  en el taoísmo se reverenciaba esta práctica. Ya que su objetivo es alcanzar la inmortalidad, o al menos la longevidad, y la pérdida de líquidos corporales causaba la disminución de vitalidad; la retención de semen o fluidos vaginales podía ayudar a aumentar el ch’i o aliento vital.  El taoísmo busca reconciliar los opuestos mezclando fluidos femeninos y masculinos, recuperando así la época mítica anterior a la división de los sexos.

Seamos como Wu Zetian y disfrutemos del cunnilingus

Erotísima

Y llegamos al Japón feudal donde encontramos los Shunga, que su traducción literal es “pinturas de primavera”. Son un género de ilustraciones eróticas pintadas a mano que fueron hechas entre los siglos XVII y XX aunque existe gráfica erótica en Japón al menos desde el siglo VII. Muestran refinadas imágenes de sexo oral. Posiblemente todos en la sociedad japonesa usaran y disfrutaran los shunga sin distinciones. Fue una práctica común darlos como regalo, especialmente a las novias en su noche de boda.
Sabemos de la práctica del cunnilingus durante el Imperio Romano, especialmente en Pompeya y Herculano. Pero no era bien visto fuera de espacios como las orgías saturnales en las que se subvertían las jerarquías y amos convivían con esclavos.
Los romanos ligaron el sexo oral al poder, creando roles dominantes y sumisos. Aunque se consideraba una práctica sucia, se sabe, gracias a algunos dibujos hechos en baños públicos y a palabras talladas en las paredes, que algunos prostitutos esperaban en las esquinas de estos baños a mujeres que solicitaran sus servicios.

Cómo hacer un cunnilingus

El cunnilingus es una práctica sexual que puede resultar muy placentera, pero tenemos que tener en cuenta cómo se hace , porque no siempre se pueden obtener los resultados deseados. Es muy importante la comunicación para consensuar esta práctica ya que hay que saber que no todas las personas se sienten cómodas con ella. En Erotisima te damos las siguientes recomendaciones para que obtengas tu cunnilingus más placentero.

1 . Cuándo y dónde 🤔

Es muy importante elegir el lugar y el momento adecuado. Para cada persona puede ser muy distinto. Lo más importante es que os sintáis cómodos y relajados. En nuestra sección de cosmética, disponemos de velas e inciensos para crear un clima más sensual y relajado.

2. Sin prisas 🤭

Es muy importante tomarse su tiempo para una mayor excitación. Puedes empezar por un masaje por diferentes zonas del cuerpo. Para ello, puedes encontrar aceites para masajes en nuestra sección de cosmética. Pasa y elige el que más te guste para que las sensaciones sean mucho más placenteras. Cuando llegues a la vulva, comienza acariciando con suavidad alrededor del clítoris, jugando con tu lengua con los labios externos y toda la zona.

3. Intensidad 🤩

Como ya hemos dicho anteriormente, el clítoris es una zona muy sensible. Hay que estar atento a la reacción que estamos generando a nuestra pareja. Nuestro consejo es que empieces a estimularla lentamente con la lengua, y varíes el ritmo y la intensidad en función de la reacción y de lo que te vaya indicando 😉

Puedes hacer cambios de ritmos para un mayor placer , pero siempre sin perder de vista cómo va reaccionando.

No hay que agobiarse por buscar más cantidad de sexo; debemos disfrutar de los momento que tengamos y con un poco de organización, optimizar el tiempo que disponemos para poder llevar a cabo todo lo que sexualmente, nos apetezca.

4. Da sabor y temperatura 🔥

Aunque en el cunnilingus contamos con la propia saliva, utilizar un lubricante de sabores o efecto frío o calor, ayudan a tus manos y tu lengua a proporcionar un mayor placer.
¿No lo habéis probado aún? ¿A qué estáis esperando? Más sentidos y mayores sensaciones añadidos harán que vuestro cunnilingus sea si cabe aún mejor.

5. Añadid juguetes 🥰

La lengua es la estrella en el cunnilingus, pero también puedes introducir otros elementos para hacerlo más placentero como, por ejemplo, tus propias manos, balas vibradoras para una experiencia única. Os recomendamos Fingy bala vibradora. Es una bala vibradora con una funda para dedo para que puedas estimular otras zonas mientras recibes el cunnilingus, o bien, que te de doble placer tu pareja. Vosotrxs decidís.

Cómo NO hacer un cunnilingus

En un cunnilingus hay muchas prácticas erróneas que son muy frecuentes, y que hay que evitar, si no quieres que termine mal.

¡NO vayas directamente al grano!

Es importante tomarse su tiempo hasta llegar a la zona de la vulva para que esté preparada para recibir todo el placer. Y sobre todo no te obsesiones con el clítoris. Recuerda que es una zona muy sensible y puedes conseguir el efecto contrario al deseado.

¡Imprescindible comunicación!

Es normal que no sepas si estás consiguiendo el efecto deseado. Pregunta, habla con tu pareja. Así, conseguirás una experiencia placentera.

¡Controla tu lengua!

Hay que tener un control de la lengua. Te aconsejamos que no la pongas ni muy dura ,ni muy blanda. Y sobre todo ten CUIDADO con los movimientos. Intenta variarlos y no entres en bucle con un movimiento. Una lengua descontrolada y al tuntún, también puede conseguir el efecto contrario al deseado.

Por cierto, los cachorritos 🐶 son adorables PERO nada de lametones descontrolados.

Para llegar al cunnilingus perfecto lo mejor es ,sin duda, la práctica. Atrévete a disfrutar y a hacer disfrutar a quien tú quieras.
contacto-whatsapp

Copia tu código

REBAJAS15

×
Tu carrito0
Aún no agregaste productos.
Seguir comprando
0